Como hacer tu Resume y Cover letter de manera exitosa en Canadá

enero 24, 2020

En Canadá, Resume y Cover Letter van de la mano. Necesitarás ambas para aplicar a cualquier puesto de trabajo. Invierte tiempo en ellos ya que puede determinar el que encuentres trabajo o no. En Next Goal Agency te contamos cómo hacer tu Resume y Cover Letter para lograr que te llamen para una entrevista:

Resume

A diferencia de otros países del mundo, en Canadá, lo que se llama Currículum Vitae, se llama Resume. Este documento refleja nuestra trayectoria académica y experiencia laboral. Para poder elaborar un buen Resume, enfócate en su formato y contenido. Te detallamos todos los aspectos:

Formato

Procura que ocupe una sola página: El resume, como bien indica su nombre, es un resumen de tu trayectoria académica y tu experiencia laboral. A la hora de elaborarlo, intenta comprimir todo en una página. Resulta muy incómodo para el empleador tener que leer páginas y páginas acerca de ti.

Estructura: En Canadá, hay 2 maneras para estructurar tu resume:

  • Funcional: el resume funcional o temático es un formato de resume que distribuye la información académica y laboral por temas. Es una manera de ordenar la información basándose en las habilidades profesionales adquiridas a lo largo de la experiencia profesional. Es idóneo si te acabas de graduar o terminar tus estudios, tienes periodos de inactividad laboral, has cambiado de carrera o sector laboral o te reincorporas de nuevo al mundo laboral.
  • Cronológico: el resume cronológico o histórico es un modelo de resume tradicional que organiza la información cronológicamente: partiendo de las calificaciones y logros más antiguos hasta llegar a los más recientes (o en sentido inverso, según las preferencias). es perfecto para los que hayan desarrollado toda su trayectoria profesional en un mismo sector laboral. Gracias a este formato, caracterizado por estar ordenado de manera cronológica, el empleador podrá conocer de un solo vistazo la evolución ascendente o descendente de tu trayectoria. Es idóneo si tienes mucha experiencia profesional, si no has tenido periodos de inactividad laboral, si has desarrollado tu trabajo en un mismo campo.

Hazlo muy visual: También es recomendable que lo hagas muy visual, para que el ojo del empleador vaya directo a lo que está buscando de ti. Diferencia muy bien las secciones utilizando subtítulos y destacados en negrita para resaltar la información más relevante.

No incluyas foto: En el modelo anglosajón, la fotografía puede ser objeto de discriminación de algún tipo (físico, edad, raza) y consideran que no ponerla ayudará a valorar mejor las características del candidato.

Evita las faltas de ortografía: Esto es muy importante. Este aspecto puede puede revelar falta de atención al haber elaborado tu resume para el empleador de falta de atención por tu parte. Procura leer y releertelo para asegurarte de que no tienes faltas y si es necesario acude a una persona nativa para que te lo corrija.

Formato PDF: Es el formato más óptimo para descargar, leer e imprimir. Asegurate de que el archivo no es muy pesado, esto te puede traer problemas a la hora de subirlo a algún portal de empleo o si lo envías por email. También haz una prueba de impresión para comprobar que no se corta por ningún lado. Algunos formatos se pueden descuadrar con la edición.

Evita diferentes tipografías y tamaños de letra: Esto puede confundir al lector e incluso puede dar un aspecto desordenado. Emplea un mismo tipo de letra, y sigue una estructura a la hora de emplear los tamaños. Por ejemplo lo títulos ponlos en 14 y el cuerpo de texto en 12 o 10.

Reestructura tu resume para cada trabajo: Puede resultar largo y tedioso pero si quieres que te llamen de una entrevista de trabajo, tienes que establecer una correspondencia entre tu resume y el puesto ofertado. Los expertos recomiendan que se personalice el resume para cada trabajo. Intenta identificar los requisitos de la candidatura. Fíjate bien en la descripción del puesto para destacar las habilidades que puedan encajar con el puesto. Los resumes generales o genéricos no funcionan en el mercado laboral actual. Para algunos trabajos, puede cambiar algunas oraciones para centrarse en ciertas habilidades y logros. Para otros, es posible que necesites un resume completamente nuevo.

Contenido

Datos personales: Nombre y apellidos, dirección postal, correo electrónico y teléfono de contacto. No incluyas datos personales como tu estado civil, nacionalidad, orientación política o sexual.

Introducción: Haz una breve introducción al principio del resume definiendo tu perfil profesional destacando tus puntos fuertes, los años de experiencia que tienes y a lo que aspiras en tu nuevo puesto de trabajo o en tu carrera profesional. No te extiendas mucho, con dos o tres líneas está bien.

Experiencia Profesional: Refleja tu experiencia laboral más destacada de los últimos 10 años, incluyendo el nombre de la empresa donde trabajaste, tu puesto, las fechas y la ciudad o país. En cada párrafo incluye tus tareas y tus logros enumerándolos como si se tratase de una lista. Procura poner datos concretos, a ser posible con cifras, de algún proyecto relevante.

Formación académica: Estudios realizados, indicando fechas, centro, ciudad y país donde se han realizado.

Habilidades: En Canadá, es muy típico poner en el Resumé, tus principales skills. Destaca tres o cuatro puntos fuertes que tengas a la hora de trabajar como «Habilidad para trabajar bajo presión», «Habilidad para trabajar en equipo» «Habilidad para adaptarse a cualquier circunstancia».

Experiencia de voluntariado: A los canadienses les encanta que hayas realizado algún voluntariado. Para los empleadores es una forma de familiarizarse con la cultura del país además de hacerte una red de contactos ya que puedes trabajar con personas de diferentes áreas. Incluye también esta información en tu Resume de manera breve.

Idiomas: En este apartado mencionarás los idiomas que conoces y tu nivel. Si obtuviste algún título reconocido, como por ejemplo en Inglés, que acredite tus conocimientos, indícalo.

Incluye tus redes sociales: Esto puede ser muy útil y puede revelar mucha información acerca de ti. Mantén tu Linkedin siempre actualizado. Si tienes un perfil más artístico incluye tu instagram o Pinterest, o alguna página donde puedas enseñar tu trabajo. Evita poner redes sociales que incluyan tu vida personal ya que podría ser perjudicial.

Cover Letter

La Cover Letter es TU carta de presentación dirigida a un empleador, donde en una página le resumes tu carrera, quién eres y básicamente cuál ha sido tu trayectoria profesional. El resume, va a ser un resumen de tus puntos fuertes y en la carta explicarás esos puntos fuertes y por qué eres el candidato ideal para la empresa.

Estructura:La estructura de la Cover Letter tiene que componerse por 3 partes fundamentales:

  • Presentación: Nombre y profesión actual o en qué situación te encuentras ahora mismo, si estás estudiando o trabajando. También puedes agregar el por qué quieres trabajar en esa empresa en específico.
  • Logros profesionales: Aquí puedes resumir un poco tu trayectoria profesional. Incluye las cosas que has logrado en tus trabajos, los objetivos cumplidos y los las metas alcanzadas. Es recomendable incluir datos específicos para que sea más creíble y logres convencer al empleador que esté leyendo la carta. También puedes incluir tu educación y lo que has aprendido para poder desarrollar lo que ahora son tus habilidades. Este párrafo va a ser lo más potente de tu carta por lo que intenta ser lo más preciso y convincente posible.
  • Despedida de la carta: Al terminar tu cover letter agradece el tiempo empleado en leer tu carta. Invítalo siempre a ponerse en contacto contigo y a revisar tu resumé.

Tono:Escribir una cover letter es como escribir una carta convencional. Siempre tiene que ir dirigida a alguien y mantener la estructura anteriormente citada. Dependiendo de la empresa que sea hay diferentes tonos que puedes emplear. Identifica el tono que emplea la propia empresa y adapta la carta a ese tono. Por lo general hay 3 tipos de tono

  • Tono formal: Utiliza un tono formal si el perfil de la oferta de trabajo lo requiere. Eso lo vas a notar en seguida, suelen pedirlo en trabajos donde requieren experiencia y algún tipo de estudio. Emplea palabras específicas del sector y tus logros. Dirígete al empleador en tercera persona del plural.
  • Tono amigable: Utiliza un tono más amigable para empresas más jóvenes o startups. Háblales de tú y en primera persona para que el trato sea más cercano y directo.
  • Tono creativo: Si tu sector es más creativo y estás postulando a una agencia de publicidad, estudio de arquitectura, o algún puesto que implique ser creativo, deja volar tu imaginación y haz una carta acorde a lo que eres. Esto puede darle un toque personal y llamar la atención del que la esté leyendo para contratarte.

Para lograr una Cover letter sigue los consejos citados en el Resume. Reescribe tu carta para cada trabajo, evita las faltas de ortografía, los cambios de letra, procura que ocupe una sola página y hazla en formato PDF.

Si todavía no sabes las claves para buscar trabajo en Canadá, en este post te damos los consejos infalibles para encontrarlo.

2 Comentarios

  1. J Eduardo marzo 03, 2020

    Super buenos Tips! Muchas gracias!!

  2. NextGoalAgency marzo 03, 2020

    ¡Gracias Eduardo!